Bienvenida

Somos la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Empresas Lácteas y de los Alimentos de Chile, FENATRAL, fundada el 21 de marzo de 1988.
Federación abierta que agrupa Sindicatos de Soprole, de Prolesur, de Comercial Santa Elena, de Quillayes-Peteroa, de Lácteos del Sur, de Diana Naturals y de Lácteos Kumey, y al día de hoy, congregamos sobre los mil trabajadores.
Estamos afiliados a la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, a la Confederación del Alimento de Chile, Confedach, y a través de ella a la Unión Internacional de Trabajadores del Alimento, Uita.
Los invitamos a participar en este proyecto, compartiendo información, navegando en los temas expuestos, enviando sus comentarios, aportes y críticas, e invitando a otras organizaciones y amigos a visitar y a enlazar esta página.
Una Página Web de Verdad vale más que 100 mentirosos canales de Tv

viernes, 20 de octubre de 2017

19 de octubre de 1912, Matanza de Forrahue

Tal como lo hemos mencionado en más de una ocasión, existen fechas que no deben ser borradas de la memoria de los trabajadores conscientes y sensibles de nuestro país, por lo que en esta oportunidad recordamos lo que sucedió en una zona de mucha cercanía con nuestra labor sindical y social, la provincia de Osorno, zona de el 19 de octubre de 1912, la Matanza de Forrahue, una masacre en la que fueron acribillados por la policía de la época, 15 huilliches -8 mujeres y 7 hombres- que se resistían al desalojo desde su territorio, que era reclamado por un particular. Fenatral, a través de este Blog, no puede pasar por alto, el recuerdo de este lamentable hecho, por ello compartimos y hacemos nuestro, extractos de diferentes publicaciones muy completas, en la web, Matanza de Forrahue: 15 mapuches…, Matanza de Forrahue: La versión…, LA MATANZA DE FORRAHUE,  que invitamos leer completo y compartir.
Ese 19 de octubre, a eso de las 5 y media de la mañana, salió desde Osorno un contingente compuesto por unos 45 policías y guardianes, al mando del mayor Julio Frías, rumbo al sector denominado Forrahue, ubicado a unos 15 Km al oeste de dicha ciudad. Junto con los funcionarios policiales iba un periodista del periódico osornino “El Progreso” (de tendencia liberal) y el preceptor judicial Guillermo Soriano encargado de fiscalizar el desalojo de un grupo de familias mapuche, “ocupantes ilegales” de los terrenos del llamado Fundo Forrahue.
Dicha orden de desalojo fue dictaminada a favor del particular Atanasio Burgos Villalobos quien, habiendo agotado todos los medios judiciales y extra-judiciales para legitimar la propiedad de los terrenos adquiridos fraudulentamente por su padre, logró obtener una sentencia judicial para expulsar a los mapuches de las tierras que ancestralmente habían habitado.
La matanza de Forrahue no está incluida en la historia nacional, ni menos se enseña en los colegios de Osorno, pese a su relevancia en el devenir de la provincia.
La Historia oficial de Chile, aquella hecha de héroes y sucesos memorables que se enseñan en los colegios y universidades, la que conmemora efemérides y nombres ilustres, está construida sobre olvidos y negaciones premeditadas. Es un espacio mítico donde no tienen cabida las matanzas obreras ni el despojo de tierras y matanzas de los pueblos originarios, onas, yaganes, huilliches, mapuches, rapanui, etc. Esos acontecimientos no construyen historia, no aparecen en las páginas de los textos escolares, ni fueron recordados en este bicentenario. Para la Historia oficial son acontecimientos esporádicos y aislados, casualidades ocurridas en la construcción de una sociedad. Pero durante el siglo XX correspondían a la lógica de represión de una justicia, ejército y policías al servicio de las oligarquías gobernantes.
En el recuento de armas, realizado después de la matanza, se descubrió que los Mapuche tenían
cuatro escopetas, un rifle, siete cuchillos, una lanza antigua, tres machetes, dos hechonas, una hacha, un fierro largo, un martillo i cuarenta i tres garrotes [sic]”.
Para Fenatral, sus directores y sindicatos afiliados, y lo reiteramos una vez más, es una obligación ético-moral, mantener vivo el recuerdo entre sus socios y trabajadores en general, de este y otros lamentables sucesos que afectaron a trabajadores o campesinos, muy en especial considerando la nula cobertura en los medios de comunicación habitual, y que son la fuente de "información" de muchos chilenos. Estos y otros ejemplos de unidad, convencimiento y solidaridad, es de importancia fundamental para demostrarnos cuán lejos estamos de esa grandiosa lealtad con sus compañeros de clase.

Hacemos un llamado a indagar mayor información, compartirla con sus compañeros de trabajo, con su entorno social o familiar y comentarla en este blog, o en otros sitios de la web.  

miércoles, 4 de octubre de 2017

100 Años Violeta Parra Sandoval

Este año en especial, al cumplirse 100 años desde aquel 4 de octubre de 1917, cuando en San Fabián de Alico, al interior de San Carlos, en la provincia de Ñuble, en el sur de Chile, nace nuestra gran Violeta del Carmen Parra Sandoval, hija de Clarisa Sandoval, campesina, y de Nicanor Parra, profesor de música. Su infancia transcurre en el campo, en el seno de una familia, como muchas, que supo despertar en ella y sus hermanos, el cariño y respeto por lo tradicional del campesinado, y el desafío por querer ser el mejor en lo que se sabe hacer.

Mucho se ha escrito acerca de sus canciones, de sus obras . . . de su vida . . . 

Y quien, sino su hermano mayor, Nicanor Parra, podría describirla tan nítidamente, es por ello que en este blog sindical, compartimos desde la página  www.nicanorparra.uchile.cl, esta magnífica obra, que refleja de cuerpo entero quien fue Violeta

DEFENSA DE VIOLETA PARRA
Dulce vecina de la verde selva 
Huésped eterno del abril florido 
Grande enemiga de la zarzamora 
Violeta Parra.
Jardinera ...      locera ...     costurera 
Bailarina del agua transparente 
Árbol lleno de pájaros cantores 
Violeta Parra.
Has recorrido toda la comarca 
Desenterrando cántaros de greda 
Y liberando pájaros cautivos 
Entre las ramas.
Preocupada siempre de los otros 
Cuando no del sobrino   ...    de la tía
Cuándo vas a acordarte de ti misma 
Viola piadosa.
Tu dolor es un círculo infinito 
Que no comienza ni termina nunca 
Pero tú te sobrepones a todo 
Viola admirable.
Cuando se trata de bailar la cueca 
De tu guitarra no se libra nadie 
Hasta los muertos salen a bailar
Cueca valseada.
Cueca de la Batalla de Maipú
Cueca del Hundimiento del Angamos 
Cueca del Terremoto de Chillán 
Todas las cosas.
Ni bandurria ...  ni tenca  ..   ni zorzal
Ni codorniza libre ni cautiva 
Tú   . . .
solamente tú ...tres veces tú 
. . . . . Ave del paraíso terrenal.
Charagüilla gaviota de agua dulce 
Todos los adjetivos se hacen pocos 
Todos los sustantivos se hacen pocos 
Para nombrarte.
Poesía . . .     pintura  . ..agricultura
Todo lo haces a las mil maravillas 
Sin el menor esfuerzo 
Como quien se bebe una copa de vino.
Pero los secretarios no te quieren 
Y te cierran la puerta de tu casa 
Y te declaran la guerra a muerte 
Viola doliente.
Porque tú no te vistes de payaso
Porque tú no te compras ni te vendes 
Porque hablas la lengua de la tierra 
Viola chilensis.
¡Porque tú los aclaras en el acto!
Cómo van a quererte . . .me pregunto 
Cuando son unos tristes funcionarios 
Grises como las piedras del desierto 
¿No te parece?
En cambio tú  . . .    Violeta de los Andes 
Flor de la cordillera de la costa 
Eres un manantial inagotable 
De vida humana.
Tu corazón se abre cuando quiere 
Tu voluntad se cierra cuando quiere 
Y tu salud navega cuando quiere 
Aguas arriba!
Basta que tú los llames por sus nombres 
Para que los colores y las formas
Se levanten y anden como Lázaro 
En cuerpo y alma.
¡Nadie puede quejarse cuando tú 
Cantas a media voz o cuando gritas 
Como si te estuvieran degollando 
Viola volcánica!
Lo que tiene que hacer el auditor 
Es guardar un silencio religioso 
Porque tu canto sabe adónde va 
Perfectamente.
Rayos son los que salen de tu voz 
Hacia los cuatro puntos cardinales 
Vendimiadora ardiente de ojos negros 
Violeta Parra.
Se te acusa de esto y de lo otro 
Yo te conozco y digo quién eres 
¡Oh corderillo disfrazado de lobo! 
Violeta Parra.
Yo te conozco bien . . .   hermana vieja 
Norte y sur del país atormentado 
Valparaíso hundido para arriba 
¡Isla de Pascua!
Sacristana cuyaca de Andacollo 
Tejedora a palillo y a bolillo 
Arregladora vieja de angelitos 
Violeta Parra.
Los veteranos del Setenta y nueve 
Lloran cuando te oyen sollozar
En el abismo de la noche oscura 
¡Lámpara a sangre! 
Cocinera . . .   . niñera . . . lavandera 
Niña de mano  . . . .  . . todos los oficios 
Todos los arreboles del crepúsculo 
Viola funebris.
Yo no sé qué decir en esta hora 
La cabeza me da vueltas y vueltas 
Como si hubiera bebido cicuta 
Hermana mía.
Dónde voy a encontrar otra Violeta 
Aunque recorra campos y ciudades 
O me quede sentado en el jardín 
Como un inválido.
Para verte mejor cierro los ojos 
Y retrocedo a los días felices 
¿Sabes lo que estoy viendo? 
Tu delantal estampado de maqui.
Tu delantal estampado de maqui 
¡Río Cautín!     . .   . ¡Lautaro! . . . . ¡Villa Alegre! 
¡Año mil novecientos veintisiete 
Violeta Parra! 
Pero yo no confío en las palabras 
¿Por qué no te levantas de la tumba 
A cantar  . . . a bailar . . .  a navegar 
En tu guitarra? 
Cántame una canción inolvidable 
Una canción que no termine nunca 
Una canción no más . . .  . . una canción 
Es lo que pido.
Qué te cuesta mujer árbol florido 
Álzate en cuerpo y alma del sepulcro 
Y haz estallar las piedras con tu voz 
Violeta Parra 
Esto es lo que quería decirte 
Continúa tejiendo tus alambres 
Tus ponchos araucanos 
Tus cantaritos de Quinchamalí 
Continúa puliendo noche y día 
Tus toromiros de madera sagrada 
Sin aflicción . . .    . .  sin lágrimas inútiles 
O si quieres con lágrimas ardientes 
Y recuerda que eres 
Un corderillo disfrazado de lobo.


https://www.nicanorparra.uchile.cl/antologia/otros/defensavioleta.html


FENATRAL, sus directores y sindicatos afiliados, una vez más, se hacen un deber rendir un sencillo homenaje a la labor de esta noble chilena, recordando a una de las más proliferas compositoras chilenas, cantora, arpillerista.

Sentimos mucha satisfacción al verificar las masivas expresiones de cariño y reconocimiento al aporte cultural que realizó una sencilla mujer campesina, y que hoy en día es seguido por gran parte de los artistas de nuestro país y del mundo.


Gracias Violeta.

Fenatral

Fenatral