Bienvenida

Somos la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Empresas Lácteas y de los Alimentos de Chile, FENATRAL, fundada el 21 de marzo de 1988.
Federación abierta que agrupa Sindicatos de Soprole, de Prolesur, de Comercial Santa Elena, de Quillayes-Peteroa, de Lácteos del Sur, de Diana Naturals y de Lácteos Kumey, y al día de hoy, congregamos sobre los mil trabajadores.
Estamos afiliados a la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, a la Confederación del Alimento de Chile, Confedach, y a través de ella a la Unión Internacional de Trabajadores del Alimento, Uita.
Los invitamos a participar en este proyecto, compartiendo información, navegando en los temas expuestos, enviando sus comentarios, aportes y críticas, e invitando a otras organizaciones y amigos a visitar y a enlazar esta página.
Una Página Web de Verdad vale más que 100 mentirosos canales de Tv

lunes, 30 de abril de 2018

Día Internacional del Trabajador

Dentro de las actividades propias al conmemorar una vez más el "Día Internacional del Trabajador", FENATRAL, a través de este blog, comparte con sus socios y seguidores la siguiente reflexión, antecedentes que siempre es adecuado mantener en la memoria, y que ayude a desempeñarse de forma más comprometida con nuestros pares.

Teniendo como trasfondo un nuevo modelo de desarrollo capitalista a nivel mundial, los conceptos utilizados para referirise a los trabajadores son muy variados y lo que buscan es desviar la atención de como hoy se nos denomina y nos consideran dentro de las empresas. Términos tales como “Capital Humano”, “Recursos Humanos”, lo que buscan es dar un valor a los individuos, valor expresado en moneda, haciendo que sea cada vez más fría y despersonalizada las relaciones entre los trabajadores.
Durante los años que se desarrolló la dictadura cívico-militar en nuestro país, los planes de quienes, ocultos desde las sombras, planificaron cómo debía ser nuestra sociedad, introdujeron de manera violenta y sistemática los ajustes que propiciaron una sociedad desagregada e individualista. 
Primero con la idea de que todas las organizaciones Sociales y sobre todo si éstas eran de corte izquierdista, lo que buscaban era “dañar la productividad y economía del país”;
Segundo, la implementación de un sistema económico neoliberal en el que se contemplaban desde los sistemas de pensiones hasta la regulación del valor del Trabajo por el mercado (resultado de ésto son los sucesivos despidos masivos para bajar los salarios de los trabajadores; mediante el miedo a perder el trabajo y la contratación de mano de obra más barata mediante la externalización de los trabajadores); 
Tercero con el Plan Laboral, ese que nos dejó circunscrito a negociar solo dentro de las empresas, ese que sacó al movimiento Sindical de las calles, los barrios y de la influencia social que tan fuertemente tenía en los años anteriores al quiebre institucional, mediante la atomización de los sindicatos, de prohibirles influir en la dirección de las empresas. Ese ha sido el resultado que hasta al día de hoy tiene a la clase Obrera dividida, que condenó y demonizó palabras como “Compañero”, “Obrero”, “Lucha de Clases”, “Colectivismo” y que las cambió por conceptos sin carga emocional, sin trasfondo, sin identidad, palabras tales como “colaboradores”, “funcionario”, “operador”, “empleado”, . . . “bienes de consumo”.
En los últimos 18 años el crecimiento en la tasa de sindicalización ha sido de un 4,5%, concentrándose la mayor cantidad de ingresos a los sindicatos desde 2015 hasta la fecha con el aumento de un 2,5% de los trabajadores, logrando llegar hasta el momento a un 20,6% de la población afiliada a los sindicatos, en relación a la fuerza de trabajo asalariado del sector privado. Sin embargo, a pesar de estas cifras, también desde 2016 hasta la fecha las huelgas han tenido una disminución de un 35%.
Para cambiar este diagnóstico tan oscuro que se nos presenta, es de importancia fomentar la cultura cívico-sindical, fortalecer el movimiento obrero y las organizaciones, desde los sindicatos base hasta las instituciones de grado mayor, apuntar nuestra labor hacia el Sindicalismo Social, abrir las puertas para influir nuevamente en nuestra comunidad y no estar solo circunscritos a los trabajadores de las empresas en las que laboramos, en definitiva tener un proyecto político-sindical claro y definido con identidad de clase.
Al igual que en años anterioresFENATRAL se hace un deber de homenajear a todos aquellos trabajadores comprometidos con sus sindicatos, que día a día hacen más grande a sus organizaciones y a su país. y hoy que conmemoramos nuevamente a todos los trabajadores, dejaremos unas palabras de Clotario Blest, que a pesar del paso de los años, parecen tener más actualidad que nunca:

Y la acción y el ejemplo arrastra mucho más que la palabra
Libertad, Justicia y Fraternidad
Hacer el bien a todos los que sufren
No hacerle el mal a nadie
Sólo atacar a quiénes atacan a los trabajadores
¡No se desalienten nunca!
Tendrán que tener a veces pequeñas derrotas, no, si
¿Cuántas derrotas no hemos sufrido nosotros?
Ahora ya llevo más de diez años en la misma tarea
Sin resultado alguno, porque aun la podredumbre es mucho más grande que antes
No se desalienten jamás, sigan adelante en esta lucha
Especialmente en las poblaciones, donde está más, hay más pobreza…”

Saludos Fraternales.


Para imprimir y compartir este artículo, pinche en siguiente enlace: Día del Trabajador

viernes, 13 de abril de 2018

Aldo Lezana en UITA: “Nuestro secreto ha sido la unidad”

Con motivo de nuestro Congreso y Asamblea Anual, como celebración de los 30 años de trayectoria sindical de nuestra Federación, contamos con la presencia activa de UITA, a través de su secretario regional Gerardo Iglesias, quien se dio el tiempo necesario para dialogar a modo de entrevista con nuestro presidente Aldo Lezana C., cuya versión compartimos directamente desde la página de Rel-Uita, a la cual se puede acceder libremente, aprovechando la ocasión invitar a todos los dirigentes y trabajadores en general visitarla e informarse.





Chile | Sindicatos | Lácteos

Con Aldo Lezana, sobre los 30 años de la FENATRAL

“Nuestro secreto ha sido la unidad”

La Federación Nacional de Trabajadores de Empresas Lácteas de Chile cumple este 2018, 30 años de existencia. Una organización sobreviviente, que ha crecido en el número de afiliados y que va por más, es mucho decir en un país donde los sindicatos padecen todavía el legado de la dictadura y su legislación laboral hecha a la medida de las exigencias del capital. Sobre este y otros temas dialogamos con Aldo Lezana, presidente de la organización.

-¿Cómo surge la idea de crear una federación de trabajadores de la industria láctea?
-En 1988, nos enteramos que el 51 por ciento de las acciones de Soprole, para entonces pertenecientes a Anacleto Angelini, eran adquiridas por New Zealand Dairy World (hoy Fonterra).


Por aquel entonces manteníamos una disputa interna con el sindicato número 2, que estaba conformado por profesionales, técnicos y mano de obra calificada, en contraposición al nuestro que era un sindicato de obreros.
Ese año dejamos de lado nuestras diferencias y con Cijifredo Vera comenzamos a gestar un proyecto de Federación. Visitamos los diferentes establecimientos que tenía Soprole en Chile y convocamos a los trabajadores y trabajadoras para germinar esta idea que se concretó meses después.
Luego de algunas dificultades, los chilenos no somos gente fácil (sonríe), Cijifredo me impulsó para que tomara el mando de la Fenatral y conjuntamente con el respaldo de la Rel-UITA crecimos como no lo habíamos hecho en los primeros 10 años.
-Cuando se conforma la Federación todavía arreciaba la dictadura de Pinochet.
-Sí y fue una etapa muy dura. Recuerdo que cuando hicimos una huelga con el Sindicato 1, llegaron los “pacos” (policías) y tiraron la olla común. Así era la situación, donde la única radio que informaba sobre estos temas era la Cooperativa, una histórica emisora que siempre estuvo del lado de los movimientos sociales y sindicales.


Actualmente tenemos siete organizaciones sindicales, en su mayoría actuantes en empresas transnacionales del sector.
La atomización, uno de los principales peligros
La FENATRAL, un caso aislado
-¿Cómo hace la FENATRAL para mantenerse en un país donde es tan difícil desarrollar la actividad sindical? ¿Cuál es el secreto?
-La unidad, la coherencia. En la empresa Watt, por ejemplo, que es propietaria de la marca Danone, existen 8 sindicatos.


¿Qué fuerza pueden tener con ese nivel de atomización?
En un principio la federación tenía más sindicatos pero de a poco fuimos fusionando y reduciendo el número organizaciones por empresas.
-Asusta un poco visitar la planta de SOPROLE con sectores enteros sin obreros. ¿Cómo enfrentan este escenario?
-La robotización avanza rápidamente. El proyecto futuro es automatizar toda la cadena productiva y vamos a tener que analizar esta nueva realidad. Tenemos que adelantarnos, asesorarnos e informarnos.


El camino es un diálogo social efectivo y respetuoso, pero sin dejar de ser la contraparte.
-¿Cómo ves a la Central Unitaria de Trabajadores?
-Queremos sentarnos a conversar con la presidenta y con parte del Ejecutivo de la CUT, en primera instancia para plantear que pretendemos estar al frente de los sindicatos del sector alimentación.


Con referencia a cómo veo a la central, ahora, al no estar la Nueva Mayoría, se va a sentir menos la incidencia de los partidos políticos.
En la década de los 70 los partidos se nutrían de los dirigentes sindicales y últimamente se daba el fenómeno inverso: los políticos usan a los sindicalistas y eso es lo que hay que cambiar.
Queremos una central que esté a disposición de los trabajadores y trabajadoras, sobre todo para los más vulnerables.
Hay que retomar la capacitación de nuevos cuadros sindicales y prepararlos para la organización sindical y las negociaciones colectivas.
Por último, quisiera agradecer a la Rel-UITA por la presencia y el apoyo constante a nuestra organización.
Las enseñanzas y la solidaridad que nos ofrecen son invaluables para nosotros.
Cuando Aldo Lezana menciona la fusión de sindicatos, debemos recordar que se refiere tanto a las fusiones de los dos sindicatos que existieron en la Planta Los Angeles de Comercial Santa Elena (planta arrendada, hoy en día cerrada), a la unión entre el Sindicato Trabajadores Especializados con el Sindicato 2, hace más de ocho años, como también el Sindicato de Vendedores, cuyos socios pasaron en su gran mayoría al mismo Sindicato 2. Es a sus dirigentes y a los trabajadores comprometidos con la unidad, la solidaridad y labor sindical, a quienes se les rinde homenaje cada primero de mayo, día Internacional del Trabajador.  

Fenatral, sus dirigentes, sindicatos afiliados, socios y trabajadores todos, a través de este blog aprovecha la oportunidad para agradecer una vez más el férreo apoyo recibido desde siempre de la Unión Internacional de Trabajadores del Alimento, UITA y la Coordinadora en Chile lo que nos hace pensar que el futuro podrá ser mejor mientras trabajemos en unidad y compromiso, como ha sido hasta hoy.



Compromiso, Lealtad, Convicción y Unidad

Fenatral

Fenatral